Y llega el aparcamiento y carga automática del vehículo eléctrico, que libera al conductor de esta dos tareas.

V-Charge, el uso de las nuevas tecnologías permitirá la búsqueda de aparcamiento, el estacionamiento y la recarga inalámbrica de vehículos eléctricos de forma automática.
 
Cuando el vehículo necesita recargar su batería estaciona sobre una de las bahías de recarga inalámbrica existentes y automáticamente inicia el proceso de carga. Cuando este ha finalizado libera la bahía y busca sitio para aparcar en una plaza convencional.
 
 
Volkswagen da un paso más en la viabilidad y, sobre todo, en la comodidad del uso de los coches eléctricos con su nuevo sistema V-Charge de aparcamiento y carga automática, que libera al conductor de esta dos tareas.
 
  • Ahorraría tiempos de espera y mejoraría la gestión del espacio.
  • Utilizaría la recarga por inducción y sensores de posición junto a GPS.

 

El funcionamiento autónomo del vehículo de prueba, Volkswagen e-Golf, es posible gracias a una densa red de dispositivos sensoriales. Cuatro cámaras de gran angular, dos cámaras 3D, doce sensores de ultrasonidos, mapas digitales y la tecnología llamada 'Car2X' para la comunicación del vehículo con las distintas infraestructuras aseguran que los alrededores del vehículo son detectados y reconocidos de forma fiable.

Identifica los peatones, vehículos y obstáculos, se reconocen y miden las plazas de aparcamiento, y luego este flujo de datos se recopila a tiempo real para formar una visión general.

 

¿Quién trabaja en este proyecto?
  • El Instituto Federal Suizo de Tecnología (ETH), en Zúrich, lidera el consorcio internacional de investigación, ya que es responsable de la localización visual, la planificación de movimientos y control del vehículo (división del Laboratorio de Sistemas Autónomos), la calibración de cámaras, la reconstrucción en 3D a partir de imágenes y la detección de obstáculos (división del Laboratorio de Visión y Geometría por Ordenador).
  • La Universidad Técnica de Braunschweig trabaja en aspectos de gestión del estacionamiento y de comunicación del vehículo con su entorno técnico (vehículo-a-infraestructura ‘V2I’).
  • Robert Bosch GmbH aporta sus conocimientos en el campo de la tecnología de sensores.
  • La Universidad de Parma se encarga del reconocimiento de objetos.
  • La Universidad de Oxford controla el desarrollo de mapas de navegación detallados de las zonas de estacionamiento (conceptos de mapping semántico).
  • Volkswagen suministra los módulos de equipamiento, seguridad y control de la plataforma, así como sistemas para la monitorización estática del entorno, el reconocimiento de objetos y el aparcamiento automatizado.