Primera bicicleta eléctrica del mundo que funciona con hidrógeno y emite agua.

 

Tiene un tiempo de recarga de solo cinco minutos, en comparación con las  “tres o cuatro horas” para otros tipos de bicicletas eléctricas y una autonomía de 100 kilómetros, y sólo emite agua pura como residuo.
 
Alpha electric-powered bike, diseñada por una empresa francesa, esconde sus baterías de hidrógeno en su estructura, deja una huella de carbono casi neutral.
 
La Batería de la bici proporciona electricidad a partir de hidrógeno y emite sólo agua pura. Con una mínima huella ambiental ya que estas bicicletas se fabrican de productos cada vez más reciclables.
 
Las estaciones de carga se alimentan con energía solar o eólica, para así reducir las emisiones de carbono tanto como sea posible.
 
Más información: