El Cabildo incorpora a su flota el primer vehículo cien por cien eléctrico para que la movilidad en la Isla sea sostenible.

 

 

Biosférate, como lema de la Reserva de la Biosfera.

 

Su carga es eléctrica y por tanto tiene cero emisiones, una de las ventajas es que puede recorrer 100 kilómetros por un coste de apenas 2 euros y el inconveniente que casi no hay fotolineras para recargarlos. Con una autonomía de 170 kilómetros dependiendo del tipo de conducción que se realice.