Con que la mitad de los ayuntamientos de Gran Canaria instalasen puntos en sus municipios se contaría con una red de recarga suficiente para una expansión inicial.

La Asociación de Usuarios de Vehículos Eléctricos (AUVE) ha propuesto la creación de esta línea de puntos de carga para vehículos eléctricos.
 
Otras de las propuestas para atraer al millones de visitantes que demandan este tipo de transporte es que los establecimientos interesados habilitasen aparcamientos con puntos de carga o simples enchufes convencionales de 220v, una hora de carga en un enchufe de 220v no supone más de 20 céntimos.
 
La implantación de los vehículos eléctricos aportan al cambio climático de forma muy significativa, la reducción de ruidos y mayor calidad de vida a la ciudadanía.
En Canarias existen ya cerca de 400 vehículos eléctricos
 
(vía: el diario)