Acuerdo entre ambas compañías para potenciar proyectos de innovación y expandir el uso del gas natural en el ámbito de la movilidad sostenible en España.

 
La compañía automovilística Seat y la energética Gas Natural Fenosa se han aliado para extender el uso del gas natural vehicular (GNV) como combustible alternativo en el transporte privado y público en España con iniciativas como ofertas conjuntas para particulares y autónomos y proyectos de innovación.
 
En España existen 50 estaciones públicas que suministran gas natural. Las matriculaciones de vehículos propulsados con este combustible alternativo aumentaron un 133 % en el 2016 en España, donde a finales del año pasado circulaban más de 6.100 vehículos de este tipo.
 
España es actualmente el país europeo con más estaciones de servicio de gas natural licuado (GNL) para vehículos, y el segundo de Europa por vehículos de transporte que funcionan con GNL.
 
Los vehículos de GNC contribuyen activamente a la movilidad eficiente en las ciudades, a la reducción de emisiones y al cumplimiento de los nuevos criterios medioambientales.
 
El gas natural como energía para la propulsión de vehículos ofrece ventajas medioambientales y económicas, y supone una alternativa a los combustibles tradicionales.
 
  • Este combustible permite reducir las emisiones a la atmósfera y mejorar así la calidad del aire de las ciudades
  • Reduce en más de un 85% las emisiones de óxido de nitrógeno y ayuda a rebajar en un 24% las emisiones de CO2
  • Permiten disminuir la contaminación acústica, reducen en un 50% las emisiones sonoras respecto a los diésel
  • Permite un ahorro por kilómetro de un 30% respecto al gasóleo y de un 50% respecto a un vehículo a gasolina
 
Estaciones de gas natural en España. Fuente Gasman