Nuevas subvenciones, Ayudas a la compra de coches eléctricos y la instalación de puntos de recarga

Nuevo programa de incentivos a los coches eléctricos, Plan MOVALT: Plan de Apoyo a la Movilidad Alternativa, anunciado por el Ministerio de Energía, a través del IDAE, destinará 35 millones de euros en acciones dirigidas a fomentar una movilidad alternativa y eficiente, incentivando con 20 millones de euros la adquisición de vehículos de combustibles alternativos (GLP, gas natural, eléctricos y pila de combustible) y con otros 15 millones de euros la instalación de infraestructuras de recarga de vehículos eléctricos. Se han incluido las motos eléctricas entre las beneficiarias.
 
El objetivo es aumentar el parque de vehículos ecológicos o de energías alternativas y contribuir a la reducción de emisiones CO2.
 
Este nuevo plan entrará en vigor a partir de su publicación en el BOE, algo que sucederá en los próximos días y, según el Gobierno, da continuidad a los planes impulsados en los últimos años para fomentar un transporte más sostenible.
 
PLAN MOVALT - VEHÍCULO, contará con 20 millones de euros para la concesión en concreto de ayudas a la adquisición de vehículos propulsados por Autogás (GLP), Gas Natural (GNC, GNL) o bifuel gasolina-gas, Eléctricos (BEV, REEV, PHEV), así como impulsados por pila de combustible. Estos vehículos adquiridos tendrán que ser nuevos o con una antigüedad inferior a 9 meses.
 
Los beneficiarios pueden ser particulares, autónomos, PYMES, empresas y administraciones públicas. 
 
En función de la categoría del vehículo, moto, cuadriciclo, turismo, furgoneta o camión, así como sobre todo de su motorización (eléctrico, gas natural, auto gas o pila de combustible), la cuantía de las subvenciones individuales oscilará entre 500 y 18.000 euros.
 
PLAN MOVALT - INFRAESTRUCTURAS, dispondrá de 15 millones de euros para fomentar en este caso la instalación de nuevas infraestructuras de recarga para vehículos eléctricos. Llos beneficiarios pueden ser administraciones, empresas públicas y privadas. Se financiará la instalación de infraestructuras de recarga tanto para uso público en el sector no residencial (aparcamientos públicos, hoteles, centros comerciales, universidades, hospitales, polígonos industriales, centros deportivos, etc.), como para uso privado en zonas de aparcamiento de empresas privadas, así como para su ubicación en la vía pública y en la red de carreteras.
 
Las ayudas cubrirán hasta un máximo del 60 por ciento del coste de inversión, en el caso de entidades públicas y PYMES, y el 40 por ciento para el resto de empresas.
 
Más información: