Un consorcio de cinco empresas lideradas por Endesa junto a tres organismos de investigación se encargará del proyecto que desarrollará el primer carril de recarga eléctrica

El consorcio ha puesto en marcha en Málaga el Proyecto Victoria, que desarrollará el primer carril de carga eléctrica por inducción dinámica de España, una tecnología que permite que el vehículo eléctrico vaya recargando su batería en movimiento, sin necesidad de cables.

En concreto, será la línea 16 de la Empresa Malagueña de Transportes (EMT) la que contará con un autobús que permitirá aplicar estas tecnologías.

Este proyecto cuenta con un presupuesto de 3,7 millones de euros y tendrá una duración de ejecución de 21 meses. La presentación del proyecto ha tenido lugar este jueves en el Ayuntamiento, y ha contado con la presencia del alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre; del consejero delegado de Endesa, Andrea Brentan, y del director General de la Agencia Andaluza de la Energía, Rafael Márquez. También han acudido al acto responsables del resto de empresas del consorcio: José Luis Calvo, presidente de Isotrol; Antonio Aguera, gerente de Mansel; Jorge Alberto Gámiz, director general de Conacon; y Miguel Ruíz, gerente de la Empresa Malagueña de Transportes (EMT). De izquierda a derecha, Andrea Brentan, Consejero Delegado de Endesa; Francisco de la Torre, Alcalde de Málaga; Rafael Márquez, Director General de la Agencia Andaluza de la Energía.

Con esta iniciativa, Málaga se convertirá en el laboratorio real del proyecto, mediante , lo que supone que será la primera ciudad española que cuente con un prototipo de movilidad sostenible incorporado también al transporte público urbano.

En este sentido, Bentran ha explicado que "que nosotros sepamos hay tres proyectos en el mundo que están intentando aplicar la inducción a la movilidad eléctrica, uno en Inglaterra, otro en Alemania y el otro en Corea del Sur, pero ninguno de estos proyectos se pone como objetivo la versatilidad de estas tres modalidades de recarga ni tampoco la disminución del 50 por ciento en los costes del carril instrumental".

El alcalde, por su parte, ha dado las gracias a Endesa por confiar en Málaga para desarrollar este proyecto y "por pensar que Málaga se ha convertido en una ciudad muy innovadora, que en su plan estratégico ha insistido mucho en apostar por ser un laboratorio de experiencias innovadoras", al tiempo que ha destacado las ventajas de esta iniciativa.

Asimismo, Márquez ha dicho que "esta iniciativa supone un avance tecnológico fundamental que se va a introducir en el transporte urbano y que seguro que va a ser un elemento positivo no solo para Málaga, sino también para el resto de Andalucía".

Para la puesta en marcha del Proyecto Victoria, se modificará un autobús urbano eléctrico para equiparlo con un novedoso sistema de triple modalidad de carga: recarga en las cocheras de modo convencional durante la noche -mediante puntos de recarga-; cargas parciales en una estación de recarga inductiva estática; y cargas parciales en un carril de recarga inductiva dinámica. Estas dos últimas, a través de mecanismos dispuestos en el recorrido de la línea urbana. El sistema entrará en funcionamiento en diciembre del próximo año. 

La línea 16 atraviesa la capital malagueña en paralelo a la costa, transitando además por la zona del proyecto Smartcity Málaga, destinado a la integración de tecnologías inteligentes en la ciudad. El autobús eléctrico será completamente autónomo para recorrer los 10 kilómetros de recorrido gracias a este sistema, que, además, supone "un salto cualitativo" en términos de rentabilidad en este tipo de transporte, han apuntado.

Más kilómetros recorridos

Las cargas parciales permiten ampliar la autonomía del autobús eléctrico frente a los autobuses que únicamente son cargados en cocheras al finalizar la jornada, lo que mejora sustancialmente la rentabilidad y eficiencia: el objetivo es duplicar la autonomía del autobús sin modificar los tiempos de operación. La tecnología inductiva consigue, también, reducir el volumen y peso de las baterías, disminuyendo su coste de modo sustancial.

"Este novedoso sistema de triple modalidad de carga será totalmente pionero en el mundo y es, además, la primera implantación de recarga por inducción en un entorno real en España, un ámbito donde Endesa es líder", ha indicado Brentan.

Empresas del consorcio

El consorcio Victoria está formado por cinco socios: Endesa, que lidera el proyecto; Isotrol; Mansel; Conacon y la Empresa Malagueña de Transportes, con la colaboración de dos pymes -MC2 y Omeca- y tres organismos de investigación -Fundación CIRCE, Universidad de Málaga (UMA) y Asociación de Investigación y Cooperación Industrial de Andalucía-.

Además, el consorcio contará con un consejo asesor (Advisory Board) con expertos internacionales que participarán en el proyecto aportando su apoyo y experiencia, para incrementar el valor de los resultados obtenidos.

El proyecto cuenta con la financiación del Fondo tecnológico Feder Innterconecta Andalucía 2013, en el que confluye financiación de la Unión Europea a través de los fondos Feder, así como del CDTI y de la Junta de Andalucía.