Carga por inducción de vehículo eléctrico. Vehículo eléctrico sin cable

El Proyecto Unplugged, tiene como objetivo la construcción de una estación de recarga inductiva flexible, que permita la carga de vehículos eléctricos hasta50 kW, el proyecto examina al detalle la viabilidad técnica, los problemas prácticos, la interoperabilidad, la percepción del usuario y el impacto socioeconómico de la recarga inductiva.

 
Es una iniciativa pionera que durante los dos últimos años y medio ha desarrollado la recarga rápida de vehículos eléctricos sin cables y ha investigado cómo el uso de esta carga inductiva en entornos urbanos mejora la comodidad y la sostenibilidad de la movilidad eléctrica.
 
Carga rápida sin cables para que el usuario del vehículo eléctrico simplemente coloque su coche sobre una plataforma de carga situada en el suelo y pueda cargarlo sin ningún tipo de contacto físico entre el suelo y el punto de recarga.
 
 
Además de su uso en carreteras, esta solución de recarga permitirá ofertar servicios de carga flexibles según las necesidades de los usuarios de vehículos eléctricos (VE):
 
  • Carga lenta (3,7kW) durante la noche “aparco a las 8 de la noche, y recojo el coche a las 8 de la mañana 100% cargado”. 
  • Carga rápida (hasta 50kW) durante el día. “tengo que recargar mi VE, aprovecho los 20 minutos necesarios para hacer compras y mientras tanto cargo el coche”. 
  • Reduce los costes de mantenimiento ligados a vandalismo de sistemas de carga conductivos tradicionales.
  • Oportunidad de nuevos modelos de negocios para transporte público como taxis o autobuses o bien en centros comerciales, hoteles, etc.. por ejemplo, donde el cliente deja su VE cargando mientras dura su estancia.
 
Este sistema innovador se basa en la transferencia de energía inductiva (IPT) entre un dispositivo integrado en el vehículo eléctrico y otro enterrado en el pavimento. Esta tecnología es completamente inalámbrica al no existir ni conexiones visibles entre el vehículo y el punto de recarga.
 
Ventajas de la carga inductiva:
  • Es un sistema sencillo y cómodo para el usuario puesto que al no tener que conectar físicamente ningún cable, no es necesario bajarse del vehículo durante la carga. 
  • El sistema es seguro contra vandalismo porque todos los dispositivos se encapsulan en el vehículo y en el suelo 
  • Este sistema funciona en una gama de entornos adversos, incluyendo temperaturas extremas, sumergido en agua o cubierta de hielo y nieve. 
  • No produce ningún impacto visual negativo en el paisaje urbano al estar todos los dispositivos ocultos en el pavimento. 
 

Fuente: econoticias