Las gasolineras canarias deberán instalar puntos de recarga rápida de origen renovable para vehículos eléctricos para evitar multas 

 

 
El borrador de la Ley de Cambio Climático dará un plazo de 27 meses, a partir de la aprobación, para que las grandes estaciones de servicio dispongan de cargadores eléctricos. Aquellas estaciones de servicio con un volumen de distribución superior a 5 millones de litros anuales deberán ofrecer, obligatoriamente, un servicio de recarga rápida para motos y coches eléctricos con un mínimo de 22 kW de potencia. 
 
Las estaciones de servicios que no cumplan serán sancionadas con multas de hasta 30 millones de euros, por infracción a la Ley de Hidrocarburos. 
 
En total en canarias unas 60 gasolineras, en torno al 10% del total de la red, dispongan de cargadores eléctricos.
 
El Gobierno obligará a que la electricidad que se suministre en estos puntos de recarga sea de origen 100% renovable.
 
Puntos de recarga, la energía necesaria para el impulso del vehículo eléctrico. En la actualidad en Canarias, hay sobre 180 puntos de recarga, 73 en la provincia de Las Palmas y 107 en Santa Cruz de Tenerife, la mayoría  localizados sobre todo en parkings, hoteles, y centros comerciales. Pero sólo seis son de carga ultrarrápida (en Lanzarote y Fuerteventura).
 
Una de las propuestas del Gobierno de Canarias es la creación de una red de recarga que garantice la movilidad sostenible, su objetivo es alcanzar 835 puntos de recarga para uso público en 2020.
 
La propuesta del Gobierno establece varias fases de implantación de los cargadores eléctricos con una potencia mínima de 22 kilovatios que permiten la carga rápida, con una duración próxima a los 20 minutos. Las gasolineras que más venden combustible serán los primeros en engancharse a la red.
 
 
Más información: